No hay tags aún.

ERASE UNA VEZ



Erase una vez un pajaro al viento, que deseaba volar, volar y volar. Su nido era grande, sus polluelos cantaban versos sagrados y su pareja le cubria con sus alas para evitarle todo dolor. Hermoso pajaro, poseia colores vivos y alegres, sus plumas iluminaban los Cielos, y su voz bañaba la tierra.

Dichoso pajaro vio el dolor de la humanidad y no entendio el porque, asi que decidio emprender el viaje de la sabiduria, deseaba entender a la humanidad y ayudarlos, deseaba con todas sus fuerzas que el mundo fuese participe de sus alegrias, deseaba entregarse al mundo para que todos rieran al unisono.

Empaco su corazon, su vida y a sus polluelos, pero no pudo traer consigo al amor de su vida;

aquellas alas que le habian protegido por tanto tiempo, no le protegerian en su viaje. El pajaro inocente no imaginaba que la ausencia de esas alas seria el principio de una vida nueva en la que conoceria en carne propia cual era aquel dolor de la humanidad. Viajo dejando atras todo por cuanto lucho, sus alas no se detuvieron con la tempestad, ni con el frio, mientras recordaba cuan gratas eran aquellas alas que le habian guardado de sentir todo eso que no habia conocido antes. Aquellas alas eran grandes, y calidas, eran alas abundantes pues concedian a todo aquel que le habia buscado, aquellas alas siempre estaban abiertas para todo aquel que necesitara un poco de calor, pero hoy ya no estarian para el, porque ya habian pasado mas de 124 noches viajando, y aquel que un dia fue su nido solo era un maravilloso recuerdo lleno de vida dentro de si mismo.

Pajaro hermoso lleno de vida, se poso en otros nidos, con su corazon, con su vida y sus polluelos y la oscuridad asfixio su latir, busco en uno y en otro aquella luz que antes para el era su diario vivir, pero no la hallo. Su pico empezo a debilitarse, mientras sus alas ya no tenian mas fuerzas para volar, sus bellos colores se opacaron y su voz se tiño de sombras. Y solo en ese instante entendio que lo que un dia tuvo, nunca mas lo volveria a tener. Se enluto pajaro hermoso, no hubo palabras para describir la perdida.

Aguardando meditaba momento a momento, cada mañana dolia mas que la anterior, la lejania estaba transformando todo su ser, mas en sus entrañas aun una luz palpitaba, observaba la bulla del silencio y el silencio que hay en la bulla. Muchas preguntas retumbaban en si mismo, y solo algunas respuestas encontro.

Abrio sus ojos azules al Cielo, y vio que que era momento una vez mas de empezar a reconstruir, no seria facil, pero su brillo y dedicacion serian la clave para este gran proyecto.

Dar a conocer a la humanidad la alegria del Santo Saber,




Dedicado al amor de mi vida, mi amado esposo, un dia volveremos a ser uno porque

nuestra historia continuara x siempre